El Lapidarium

He pensado que la mejor forma de contarte el Lapidarium es venir y escribirte desde aquí, desde el mismo Lapidarium. Así que aquí estoy ahora, sentada en el centro de esta mesa de madera tan grande, rodeada de miles de años de historia, esperando que me vengan las palabras.

Es cierto que descubrí el Lapidarium más bien por casualidad y hace relativamente poco. Pero desde Mayo hasta Septiembre que el Lapidarium abre sus puertas, trato de venir todas las veces que puedo. Bueno, vale, confieso que muchas de mis visitas acaban pasando “casualmente” por aquí… y siempre salen encantados.
Es para mi, uno de los muchos oasis que puedes encontrar en Stuttgart. Me sigue pareciendo increíble tanta tranquilidad, tanto silencio en el corazón de la ciudad.

Todo tiene una historia y la del Lapidarium comienza en el año 1905. En este tiempo, Carl von Ostertag-Siegle, que estaba casado con la hija de Gustav Siegle (co-fundador de la empresa BASF y mecenas  de Baden-Württemberg )  decidió crear un parque al lado de su domicilio siguiendo los modelos de los jardines renacentistas de la época. Lo fue decorando con muchas obras que iba adquiriendo en sus diferentes viajes por Italia. Unos años después, en 1950, la ciudad de Stuttgart decidió comprar los terrenos y crear definitivamente lo que hoy conocemos con el Lapidarium.

Así, los antiguos viñedos de la familia Ostertag-Siegle dieron paso este precioso parque donde puedes recorrer la historia de la ciudad a través de más de 200 piezas que forman su colección. En el Lapidarium han encontrado su sitio, restos de las obras de reconstrucción de la ciudad. Los restos del antiguo ayuntamiento, de la Villa Berg, así como elementos de construcción y decoración de muchas casas nobles que fueron destruidas durante la segunda guerra mundial. Puedes encontrar tanto esculturas de mármol, como de metal e incluso de piedra arenisca. El mosaico y la impresionante armadura de la entrada son sin duda una de mis favoritas. Las obras de Johann Heinrich Dannecker, ocupan también un lugar privilegiado en este museo al aire libre. Así como antiguos escudos, restos de fachadas, balaustradas, fuentes, elementos de jardín, baldosas de cerámica que en su tiempo fueron creadas para Iglesias… y un sin fin de maravillas que seguro te gustarán! Un poco más abajo de dejo un par de fotos para que eches un vistazo.

Hace poco leí no sé donde la siguiente frase: “Die Metropolen mögen laut sein, aber an viele Orten und Plätzen regiert Stille – Las ciudades pueden ser ruidosas, pero en muchos sitios y plazas impera el silencio” Creo que no hay una definición más bonita y acertada para el Lapidarium. La próxima vez venimos juntas, te apetece?

El Lapidarium ofrece muchas actividades. Como teatro, conciertos, lecturas…e incluso yoga!!! Hacer Yoga en esos jardines te tiene que dejar como nuevo por fuera y por dentro. Tengo que probarlo. El año pasado estuve en una obra de teatro y también me gustó mucho! Aquí puedes ver toda la información sobres las actividades programadas para este verano.

Ubicación: Mörikestr. 24/1 70178 Stuttgart. Bus 41 y 43 parada Mörikestraße. Metro U1 y U14 parada Marienplatz. Aquí tienes un pequeño plano
Horario y precios: Abierto de Mayo a Septiembre. De miércoles a sábado 14:00–18:00h. Domingo 11:00–18:00. Ùltima entrada a las 17:45h. La entrada es gratuita

Das Lapidarium_1Das Lapidarium_2Das Lapidarium_3

Das Lapidarium_4

Das Lapidarium_5

 

Un comentario en “El Lapidarium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *