La bobina de cable

La primera vez que la vi, pensé en las bobinas de hilo que usaba mi madre en la máquina de coser para rematarme los bajos de la falda del colegio. Se me rompían día si y día también jugando en el recreo a “campo quemado“… pero claro, ésta es en tamaño gigante! Además, resulta que no es de hilo, sino de cable. No quiero ni pensar, cuánto puede pesar!.
Una bonita bobina de cable vacía realizada en metal en medio de la plaza Gustav-Heinemann-Platz. Cada vez me gustan más las esculturas al aire libre de esta ciudad 🙂

Ubicación: Gustav-Heinemann-Platz, frente a la Haus der Wirtschaft. Metro Börsenplatz o Schlossplatz
Por cierto, Gustav-Heinemman fue presidente de Alemania Occidental hasta el año 1974, así como ministro de Interior y Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *